Sueños

“El dinero no me hace feliz,me hace falta”, leí en un sobre de azúcar y negué para mis adentros porque vivíamos en un mundo donde la riqueza era el bien más codiciado. Esta epidemia nos ha recordado cuán frágiles somos.

Soy de las optimistas, veo aquí un punto de inflexión que puede provocar un cambio de paradigma… En el mundo que sueño, en un delirio, como dijo Galeano;

1. Los abuelos no vivirán apartados, serán escuchados y cuidados dada la sabiduría que albergan y el respeto que aporta una vida de sacrificio.

2. Los locos que vagan por las calles serán filósofos porque ven aquello que los cuerdos niegan y son unos libres desposeídos.

3. La enseñanza estará al servicio de la educación de los niños, es decir, se respetará y trabajará para educir la naturaleza de cada ser.

4. Aquellos al servicio de la comunidad: médicos, cuerpos de seguridad, equipos de limpieza, voluntarios, etc, serán los nuevos ídolos y llenarán las vallas publicitarias.

5. Solo podrán ser políticos los ciudadanos ejemplares, que hayan trabajado por el bien y la cohesión social durante toda su vida. El desempeño de su cargo será vocacional y no recibirán más retribución que cobijo y dietas.

6. La droga ayudará a tratar enfermedades mentales y aliviar dolores. Los adictos dejarán de consumir porque su sensibilidad será la herramienta más últil en una sociedad equilibrada.

7. Las cárceles no existirán. Los muy peligrosos vivirán apartados en la naturalez donde puedan cultivar, pastorear, pescar y aportar en la medida que dañaron.

8. La artesanía, las artes y aquellas formas de expresión humana que hacen grande al hombre no serán despreciadas por la ciencia, dilapidadas por la opinión pública y menospreciadas por la enseñanza, porque sólo quien crea es libre.

9. Las bibliotecas del mundo compartirán sus libros a través de todos los medios de comunicación, de manera que la ignorancia sea elección propia.

10. Todos los seres vivos serán iguales, ninguno le deberá a otro el derecho de pertenencia u obediencia, sea cual sea la relación que los une.

Y cada atardecer saldremos a aplaudir a las terrazas para recordar que solo juntos somos fuertes.

  • : Roquetas De Mar
  • : Roquetas De Mar
  • : 29
  • : periodista

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *